Por si no los conocías, los Black Hmong son una etnia minoritaria que vive en pequeñas villas o comunas en Sapa. Ubicados en las montañas del norte de Vietnam, son una población que todavía sigue manteniendo intactas muchas de sus costumbres y tradiciones, por lo que tener la oportunidad de asistir a una boda Black Hmong es algo de lo más auténtico que puedes realizar en Sapa.

Con el paso del tiempo, estas bodas se han ido occidentalizando. Ya hay muchas cosas comunes, como el uso del vestido blanco o, incluso, el que un Black Hmong se case con un occidental. No es todavía un hecho muy común, pero con el paso del tiempo, la gente ha ido saliendo más y más de las aldeas; especialmente por la necesidad de buscar turistas para poder ganar dinero vendiendo sus artículos hechos a mano o, incluso, para ofrecerles rutas de trekking o pasar algún día en sus casas. Por lo tanto, nunca se sabe en que momento puede surgir el amor.

Lo que os voy a contar es una experiencia vivida en primera persona durante mi estancia como voluntariado en Zizi Homestay. Mi nombre es David García Campos, soy español y tengo 27 años (al menos en el momento en el que escribo este post). Un buen día decidí aventurarme en el proceso de vivir como voluntario trabajo en Marketing Digital y aquí me tenéis, descubriendo Sapa y las tradiciones de la gente Hmong.

 

Un poco acerca de la boda Black Hmong

En esta misma web, podréis encontrar más información de acerca de las bodas Black Hmong. Pero os describo un poco sobre la que viví ayer. La boda de se celebraba en la aldea Ban Pho, más concretamente en la comuna Hau Thao (Hầu Thào). En este caso la pareja eran unos jovenes de 17 y 20 años, que se casaban por amor y ambos pertenecían a la misma tribu: Black Hmong, pero de diferentes comunas.

Las bodas se suelen componer de dos días, una vez que el chico le declara su amor y la intención que querer casarse con ella, llega la parte más díficil: convencer a los padres de la novia. En este caso yo asistí a esta parte, el novio junto a los negociadores acuden a la aldea de la novia para informar acerca de las intenciones y conseguir el consentimiento. Normalmente los padres le ponen un precio a su hija, es lo que tienen que pagar para poder arrebatarla de la unidad familiar. Es distinto porque aquí las mujeres son las que suelen ocupar de todas las tareas. Por lo tanto, es una perdida muy importante.

 

Preparatorios para la boda

Lo más importante de una boda Black Hmong (y de cualquiera) son los preparativos. En este caso las familias de la comuna y de la pareja, ayer le tocó a la de la novia, aportan distintas cosas para la celebración. Desde la fruta, la comida y la bebida hasta platos, palillos, sillas y mesas.

En mi caso, Zizi (mi anfitriona) ponía una mesa, taburetes y platos, bandejas y palillos. Tuve algo de suerte y me libre de subir la mesa para la previa de la ceremonia, porque Zizi tenía cosas que hacer en la casa y llegamos un poco más tarde (la subió su hijo mayor). Es algo que me resulta impactante de esta aldea, es increíble lo cargados que suelen ir con la cantidad de costeretas de larga inclinación que forman parte de la misma.

Pero bueno el tiempo pone a cada uno en su lugar, y tras la ceremonia si que me tocó cargar con el cubo de utensilios para la comida en una mano y la mesa en la otra. Hay que decir que todo vino desencadenado porque los mismos que habían subido las cosas en ese momento no se encontraban en condiciones para bajarlas.

Pero bueno no me vino como mal como entrenamiento, ya que en esta parte de Vietnam no voy a encontrar muchos gimnasios, y para captar las miradas y escuchar alabanzas hacia mi fuerza física. Algo que siempre agradece la autoestima.

 

De camino a la boda

Debido a la diferencia de caminos entre los occidentales y de los aldeas en las que se encuentran los Black Hmong, no te vas a encontrar el coche de boda ni a mucha gente dirigiéndose hacia el lugar donde se celebra con tacones.

Hmong people walking

El homestay donde me alojo se encontraba a mitad de camino hacia el lugar donde se celebraba la boda, por lo que a lo largo de la mañana (tanto yo como el resto de huéspedes) tuvimos la oportunidad de ver pasar a gente cargada con comida, elementos para la celebración y vestidos para la boda. Tanto andando como en moto, su medio de transporte preferido.

Al tratarse de una boda en mitad de una aldea, tuvimos que realizar un pequeño trekking para poder acceder a la casa. Más tarde, cuando baje cargado lo hicimos por un camino normal, pero este era para atajar.

 

Los vestidos de una boda Black Hmong

Black Hmong woman wedding

 

La mayoría de los asistentes van a asistir vistiendo el atuendo principal y característico de los Black Hmong: su ropa negra. Lucen una chaqueta y pantalones negros, que ellas mismas fabrican a partir de cañamo y le dan color con unas buenas dosis de índigo. Y lucen un montón de joyas, braceletes, collares, pendientes… Es muy llamativo. Sus chaquetas incluyen estampados llamativos con colores muy vivos, y muchas lucen pañuelos. Es difícil decidir cuál de todos es el más bonito o elaborado.

Pero bueno, como hemos estado viendo, todas las tradiciones se están occidentalizando un poco. Y no resulta difícil encontrarse a gente que viste de una manera distinta. Los que me llamaron más la atención fueron el vestido de Frozen de una jovencita y los pantolones ceñidos junto a camisa que podríamos encontrar en cualquier celebración europea. La verdad que resulta increíble la cantidad de hombres que acuden con pantalón y camisa y, parece que cada vez más, con traje.

Friends of Black Hmong wife

Otra de las cosas que resulta llamativas es el calzado. Solo encontré una chica que luciera unos tacones o este grupo de chicas que lucía unos zapatos más de vestir. Como os comentaba cuando hablabámos sobre el camino, la mayoría acuden con chanclas o sandalias. Y creedme, que  el día que hagáis un trekking vais a flipar de como ellos van muchos mucho más rápido con chanclas que tu con las botas de montaña.

 

La ceremonia

Cuando llegamos a la casa donde se celebraba el evento, ya había una cantidad de gente esperando. Este es el momento en el que se encuentran negociando dentro de la casa y todo los asistentes tienen que esperar.

La gente lo hace sentada en sillas. La verdad es que no se te hace larga la espera, porque si te sale un día soleado como el de ayer puedes disfrutar de unas magníficas vistas. Especialmente en mi caso, ya que todavía no domino la lengua Hmong. Me resultó especialmente curioso, ver como en una de las casas de los vecinos había un montón de hombres sentados en diferentes mesas viendo la tele. Si, habéis leído bien, viendo la tele.

Como estaba allí para tratar de averiguar todo, me fuí acercando hacía la casa del novio. Ya que allí es donde pasa todo.

De camino hacia la casa me encontré con que mientras las familías se encuentran reunidas, hay mucha gente todavía trabajando para preparar todo. La cocina esta llena de gente que se encuentra preparando todo lo que los asistentes van a poder degustar un poco más tarde.

Kitchen before wedding

Es de la pocas veces que me he podido encontrar en esta cultura que haya más hombres ocupándose de hacer cosas que mujeres. Aunque en su mayoría eran ellas las que se encargaban de ir sacando la comida hacia las mesas un poco más tarde.

Man drinking tea and smoking

Pero en el camino hacia la habitación principal de la casa, donde de encuentras mucha más gente. Ya que todos quieren presenciar la ceremonia con atención, me encontre un grupo de hombres bebiendo te y fumando de la cachimba. Una de las cosas más típicas que te puedes encontrar en la sobremesa vietnamita.

Normalmente, el novio se encuentra junto a sus padres y sus futuros cuñados dentro de la casa tratando de convencerles para llevarse a su hija. Ayer, parece ser que esto fructificó pronto y lo que me encontré cuando llegué es que todos los miembros masculinos se encontraban bebiendo como síntoma de que las negociaciones habían llegado a buen puerto y la boda se iba a celebrar. En este caso no había muchas dudas, puesto que era una boda por amor y todo el mundo aprobaba esa relación. De hecho no se llevo a cabo ni el típico secuestro que se solía realizar, puesto que ya llevaban tiempo siendo pareja. Como podéis ver, el novio viste con los mismos colores que los miembros de la tribu de la que su futura mujer forma parte.

Family drinking together

Mientras todo esto sucede, los invitados van llegando, la comida se va preparando, etc. Pero hay una parte muy importante de la ceremonia que todavía no os he contado.

Picture of couple and box for money

En la entrada al salón o habitación principal de la vivienda de los padres de la novia, hay ubicada un par de urnas. Todos los invitados acuden aquí durante los momentos previos a la ceremonia, es decir, mientras que todos los familiares beben la  suficiente cantidad de vino de arroz para decir que no pueden más y necesitan empezar a comer. Esto no se si es cierto del todo, pero es lo que pude entender de lo que me contaron (porque es increíble lo bien que hablan inglés para no haber ido a la escuela) y, más o menos, lo que pude ver que  sucedió realmente. Por lo que me contaron, cada invitado junto a la carta de buenos deseos y buenaventura para la familia incluye dinero, entre unos 50.000 VND y unos 100.000 VND pero supongo que este dependerá de lo allegados que esten a la familia o la situación económica en la que se encuentren. Me llegaron a contar que si la gente paga algo más, puedes acabar bebiendo con la familia. Por mi parte, prefiero quedarme con la duda.

Picture and video of couple

Otra de las cosas que resulta muy curiosa es que esto es algo de lo más occidental. El audiovisual ha llegado a Asia para quedarse, y es que a ellos les gustan mas las fotos de boda que a nosotros. Como podéis ver lucen con el vestido blanco y el traje de novio, e incluso crean un video con escenas románticas en distintos lugares que reproducen durante la ceremonia. La única diferencia, es que ellos realizan el reportaje fotográfica previamente a la boda. Por lo que si algún fin de semana, estáis paseando por una ciudad de Vietnam no es extraño que os encontréis con alguna pareja haciendo un reportaje de este tipo.

Antes de que la ceremonia se de por empezada, no pude averiguar como, las mujeres empiezan a preparar las mesas con toda la comida y lo necesario para disfrutar de una agradable velada. Empiezan colocando los bols y palillos para cada uno de los asistentes, y todo termina con la comida. En realidad, supongo que se avisaran de que ya esta todo listo, pero es lo malo de no entender el idioma.

Putting food on the table

Otra de las cosas de las que os aviso es de que no esperéis lujos de ningún tipo. Aquí las mesas no las preparan caterings profesionales ni nada por el estilo. Como podéis ver la comida se sirve en bols grandes, tuppers o bolsas de plástico. Y las cosas se sirven con palillos de plástico o con las manos directamente. Pero eso sí, no hay nada que desluzca su sabor (solo el paso de caliente a frío).

Table with stunning views

Esta es la mesa donde tuve el placer de disfrutar de la comida y la compañía de los Black Hmong durante la boda. Como véis las vistas eran increíbles, sin duda va a ser unos de los días que mejor recuerdo me traigan.

En los momentos previos a la ceremonia tuve la suerte de encontrarme con más turistas, una pareja de Israel y otro chico del mismo país. Ellos se encontraban en otro homestay y se encontraron cono todo de casualidad. De hecho, tuvieron que abandonar antes la ceremonia porque se iban esa misma tarde. Pero fue genial, porque los Black Hmong nos sentaron a todos juntos porque, de este modo, ibamos a tener con quien hablar (al menos yo). Ellos formaron parte por completo de la ceremonia, entregando a la pareja un sobre con dinero y buenos deseos, y ella luciendo un vestido típico de mujer Black Hmong. De hecho, aprendimos algo sobre estos vestidos y vimos que le dejaba en su piel un tono azulado porque el vestido era nuevo y hasta las 5 primeros lavados el índigo destiñe mucho.

Durante la ceremonia, resulta algo curioso ver como las mesas estan completamente formadas por hombres o por mujeres. Y lo que realmente no faltan son brindis en honor a los novios. Es increíble lo que puede llegar a beber esta gente.

En cuanto a la comida, puedes degustar diferentes tipos de comida, a mi la verdad que me gustaron todos. Lo que destaca del norte de Vietnam es que mucha de la comida es barbacoa, tanto el pescado como la carne, y muchas sopas. La mesa, como no, la preside el gran bol de arroz. Del cual cada uno se sirve su ración y va repetiendo hasta que se cansa, mientras que lo combina con cualquiera de las cosas que hay servidas. Y como, falta la foto, pero la salsa picante para mojar también esta presente. Pero como remarcable, me pareció un picante muy soportable.

La bebida por excelencia en una boda Black Hmong es el vino de arroz o “Happy Water” Una de las cosas que me pareció más graciosas es que lo meten y lo sirven dentro de botellas de agua, por eso el nombre tiene toda la lógica del mundo. También otras bebidas sin alcohol, pero solo están destinadas para los niños o para la gente que empieza a notar los efectos de la felicidad del vino.

Y cuando no quieres beber, como puedes en el siguiente video, aunque no te apetezca te va a tocar ceder ante la presión de la gente:

Cuando formas de una parte de una mesa tienes que tener en cuenta varias, durante la comida más o menos el ritmo de beber lo marcas tu. Si estas alejado de las mesas de la familia o los amigos más allegados de la novia (en este caso).

Pero cuando termina la comida todo el mundo empieza a incrementar el nivel de bebida, entonces es cuando formas parte de los brindis. Tienes que tener en cuenta que cuando un miembro de la mesa termina uno de los chupitos de vino de arroz o “Happy Water” lo va a rellenar. Y no se puede rellenar solo uno de golpe, así que te va a tocar terminarlo y rellenarlo al mismo tiempo que ellos lo hacen. Así que más te vale poner la velocidad crucero y beber poco a poco, porque unos cuantos chupitos de “Happy Water” de golpe pueden tumbar a cualquiera.

Woman drinking till late

Especialmente me resulto llamativo el hecho de que conforme avanza las ceremonias los hombres van desapareciendo. Porque alcanzan un nivel de borrachera tan grande que no pueden con ellos mismos y se tienen que ir a dormir. Y llega un momento en el que en las mesas solo quedan mujeres. En mi caso, esta imagen corresponde a mis compañeras de comida (que casualmente fueron las que aguantaron hasta el final). Bebiendo y comiendo sin parar, porque otra de las cosas que tienes que hacer es comer después de cada chupito, aunque no tengas hambre.

Es especialmente curioso, como al principio no me veía muy integrado dentro de la ceremonia, pero conforme iba pasando el tiempo y las botellas de Happy Water se iban vaciando empecé a  sentirme como en Hanoi. La gente me empezaba a hablar, a hacerse fotos conmigo y a beber conmigo. Y yo creo que no tengo problemas para adaptarme a nada. Además, lo que más me gusta es que la gente Black Hmong tiene un buen nivel de inglés y puedes llegar a mantener una coversación con ellos. En este caso como toda buena mesa de boda se formó una tertulia interesante.

Y, básicamente, estos son algunos de los consejos que debes seguir si quieres sobrevivir a una boda Black Hmong, y como yo, poder contarlo. Especialmente no te dejes llevar por el vino de arroz porque nunca sabes donde puedes acabar si te pasas.

Sleeping after ceremony

En resumen, una ceremonia que se alarga desde las 10 de la mañana hasta las 2 y media o 3 de la tarde. En mi caso me fuí algo más tarde de las 5 porque me uní al grupo menos indicado, o más indicado, según se vea. Pero teniendo algo de cuidado con el vino de arroz, teniendo suerte de que salga un buen día y siendo respetuoso con sus tradiciones puedes vivir un gran día.

Facebook Comments

Leave a Comment